Un domingo con el handball protagonista

17 marzo, 2019// Novedades

En los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, uno de los deportes que más sensación causó fue el handball de playa. Además de ser una disciplina atractiva y dinámica, con partidos de corta duración, las selecciones argentinas tuvieron un gran desempeño, lo que enamoró más aún al público, tanto en el estadio y a quienes seguían la competencia por medio de la televisión.

El formato en arena tiene sus particularidades, distintas al indoor. Las dimensiones de la cancha son de 27 metros por doce y cuenta con dos áreas de 15×12. En los dos sets de 10 minutos los equipos, compuestos por cuatro jugadores, deben anotar la mayor cantidad de goles posibles con una salvedad: algunos valen doble. Esa es una de las atracciones principales del deporte: los tantos convertidos de fly, tras un giro de 360º o del arquero, contabilizan como dos. No existe alargue ni desempate por penales. En caso de igualdad, la definición es por shoot out.

Con dos partidos ya disputados el sábado, comenzó oficialmente la competencia de la modalidad en estos juegos. En la previa al debut de los seleccionados argentinos este domingo por la mañana, los entrenadores de ambos equipos contaron sus sensaciones.

El técnico de las kamikazes, Salvador Comparone, explicó que en la lista de jugadoras hizo un “mix entre las juveniles de los Juegos de Buenos Aires, que ganaron el oro, y las mayores que venían trabajando”.

“La principal expectativa es hacer un buen papel”, destacó al tiempo que agregó: “Es el primer torneo que tienen juntas, trataremos de dar lo mejor ya que juegan en Argentina y es muy importante para nosotros“.

Comparone aseguró que el “boom” que tuvo el deporte luego de los Juegos de la Juventud los “favoreció mucho” y fue “muy importante”. El entrenador explicó que trabajan en la arena con las atletas desde hace más de 10 años y que ahora aumentó la cantidad de torneos que existen. “También se hace mucha más promoción del deporte”, recalcó.

Sobre las presentaciones argentinas, aseguró que las jugadoras mostrarán un “juego dinámico, de chicas con experiencia y nuevas con gran técnica. Y con la entrega individual”, algo más que importante en competencias de este estilo.

Por su parte, el entrenador masculino, Rodrigo Cleppe, manifestó que su equipo es “ambicioso” ya que se prepararon “para lograr el primer puesto”.

“La expectativa es la mejor. Entrenamos muchísimo para el oro. Para eso se sacrificaron, dejaron todo para practicar y poder hacer mucho acá en el torneo”, continuó.

Con años de experiencia en el handball de playa, Cleppe aseguró que no podría calificar a ningún rival como accesible: “El beach equipara muchísimo. Cuando te relajás porque pensás que el partido es fácil, podés perder y quedar afuera de una competencia. En todos tenés que jugar siempre como si estuvieses enfrentando al mejor del mundo, para no desconcentrarte”.

En cuanto a la organización, elogió cómo está todo dispuesto de cara a los encuentros de sus dirigidos y destacó lo imponente que es el Estadio Rojo: “A varios se les va a poner la piel de gallina con ese estadio lleno y la gente gritando“.

“La organización trabajó mucho y está todo el predio muy lindo. Ojalá podamos estar a la altura de todo esto y podamos darles una alegría a los rosarinos, a quienes vengan a ver, a los familiares y que los chicos puedan obtener lo que vinieron a buscar”, finalizó.

 

Juegos Panamericanos